Cecilia Navarro Rodríguez, docente del colegio Centinela, viajaba en un bus de Transportes Barría con un grupo de alumnos a una actividad en el centro de Talcahuano el día 30 de octubre de 2013.

Al comenzar a bajar por la avenida Los Pescadores, o tercer acceso a los cerros, el conductor perdió el control de la máquina y se volcó a sólo metros de caer al vacío. Accidente que dejó como consecuencia dos personas muertas: el chofer y una alumna de 14 años.

Otros estudiantes resultaron lesionados, mientras que la profesora perdió su brazo izquierdo. Por este motivo demandó a la municipalidad sostenedora del establecimiento educacional, al denunciar el accidente como laboral ante el Juzgado del Trabajo de Concepción, que concedió una indemnización de 45 millones de pesos, reparación ahora confirmada por la Corte de Apelaciones penquista.

Su abogado, Marcelo Villena, explicó que entre los fundamentos del fallo indemnizatorio estuvo el uso de la avenida Los Pescadores, no obstante la prohibición que existe para que buses transiten por esa arteria.

Ver noticia completa

comments