Tasa de desempleo de fuerza laboral femenina de 7,4% -trimestre julio-septiembre 2016- es históricamente menor a la de los hombres, de 7,9%. Un claro ejemplo de inclusión femenina laboral en la región se aplica en la empresa Masisa Andina, distinguida con el Premio Iniciativas Sustentables 2016.

La tasa de desocupación de la Región del Biobío fue de 7,7% en el trimestre julio-septiembre de 2016, cifra que presentó una caída de 0,3 puntos porcentuales respecto a la registrada en igual trimestre del año anterior y menor 0,1 puntos porcentuales al trimestre anterior, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Estas cifras presentan una fuerte influencia de las mujeres en el descenso anual de la tasa y en el comportamiento trimestral, además de incremento en menor magnitud de la Fuerza de Trabajo sobre los ocupados y la baja de los desocupados. En doce meses, los ocupados registraron un aumento de 1,9%, mientras que la Fuerza de trabajo se expandió en 1,6%; por su parte, los desocupados bajaron en 1,9%.

“La tasa de desempleo de la región se ha mantenido estable, la tasa promedio de los últimos 12 meses es de 7,2%, muy inferior al 7,5% del año anterior, inferior incluso en el ciclo de 1998 en adelante. El Biobío sigue creando empleo, con 16.500 puestos de trabajo durante los últimos 12 meses, lo cual viene a contrarrestar algunos estudios de percepción económica de parte de la ciudadanía. Éste está incidido principalmente por el sector Construcción, Alojamiento y otras actividades en general”, declaró el Seremi de Economía, Iván Valenzuela.

Un claro ejemplo de inclusión femenina laboral en la región se aplica en la empresa Masisa Andina, uno de los principales productores y comercializadores de tableros de madera para muebles y arquitectura de interiores en Chile y Latinoamérica. Actualmente, posee una planta en San Pedro de la Paz y el Complejo Industrial Cabrero.

Masisa cuenta con una dotación de 1.500 colaboradores directos en todas sus operaciones tanto industriales como forestales y administrativas en Chile. De ellos, el 20% (260) corresponde a mujeres y el 80% a hombres (1.240). En la región del Bio Bio, Masisa ofrece empleo directo a 1.200 personas.

Esta iniciativa, ha sido reconocida en múltiples oportunidades tanto en el ámbito público como privado. La más reciente es la entrega del Premio Iniciativas Sustentables 2016, organizado por HUB Sustentabilidad, en la categoría Diversidad e Inclusión por “Inclusión Femenina en operaciones industriales”.

Su Gerente de Operaciones, Lorenzo Chavalos, comenta que en alianza con la Municipalidad de Cabrero y el Sernam persiguen la equidad de género en esta empresa. “Las mujeres aportan un mejor ambiente laboral, posibilitan el desarrollo de la innovación, fortalecen los aspectos de liderazgo y convivencia y dan un soporte y un ambiente de trabajo mucho más meticuloso, apoyando un esquema de mayor competitividad y productividad en cada una de nuestras líneas”, sostuvo.

Al respecto Valenzuela, indicó que históricamente la Tasa de Desempleo de los hombres ha sido menor, pero en este trimestre se produjo un quiebre; la de las mujeres fue de 7,4% y la de los hombres de un 7,9%. “Es la tasa más baja que ha tenido en comparación con los hombres en los últimos 12 meses. Esto se debe a que la mujer se está incorporando más al mundo del trabajo y el mundo laboral está haciendo ofertas significativas para las mujeres”.

Respecto a esta influencia, la directora regional del Sernameg, Valentina Medel, dijo que es una buena noticia para la equidad de género en la Región, sobre todo porque es una región que sigue creciendo más que el promedio del país y que sigue mejorando sus niveles de empleo, pero que ahora suma una tendencia hacia emparejar la cancha entre hombres y mujeres.

“Creemos que es una señal significativa, donde existe una importante contribución de los esfuerzos que hemos hecho desde las políticas públicas implementando iniciativas de la Presidenta, como las 10 mil mujeres capacitadas por SENCE a través del +Capaz o las 3500 jefas de hogar a quienes estamos capacitando con foco principal en la intermediación laboral y trabajando en una serie de alianzas público-privadas que apuntan a resolver esta histórica desigualdad que afecta a las mujeres a la hora de acceder o desarrollarse en el trabajo”, dijo la directora.
Inclusión femenina

La inclusión de mujeres en operaciones industriales comenzó el año 2012 en el Complejo Industrial de Masisa en Cabrero. En esa época, Masisa se propuso el objetivo de contratar 10% de mujeres en puestos de reemplazo de vacaciones. Se contaba con 150 vacantes de reemplazo y la meta era contratar 15 mujeres. Luego del proceso, se terminó contratando 107 mujeres. Para fortalecer este programa, el 2013 Masisa firmó un inédito convenio de colaboración con la M. de Cabrero y el Servicio Nacional de la Mujer.

Jocelyn Morales, ingresó por el programa jefas de hogar y ya lleva 3 años como operadora en Masisa. “Me cambió la vida en un 180%, con una beca pude estudiar Técnico Operador de Planta Industrial y económicamente para mi familia ha sido excelente”, expresó.

 

Fuente: Ministerio de Economía, Fomento y Turismo
Mujeres trabajo

comments