La Dirección de Medio Ambiente está aplicando media tonelada de larvicida biológico –proveniente de Estados Unidos- desde Las Salinas hasta Río Andalién.

Con equipos GPS y exploración de terrenos, la Dirección de Medio Ambiente determinó los principales puntos del Canal Ifarle, en donde proliferan con mayor rapidez los zancudos. Gracias a esta información los profesionales comenzaron a distribuir a partir de hoy, media tonelada de Vectobac G, producto norteamericano que ataca de manera fulminante la larva de los insectos.

En el operativo que partió en calle Almirante Neff con Vasco Núñez de Balboa, sector Salinas, participaron el alcalde(s) de Talcahuano, Héctor Silva; el director de Medio Ambiente, Guillermo Rivera y funcionarios de la unidad municipal.

El larvicida, viene en forma de gránulos y se disuelve en el agua, lo que no altera el ecosistema del lugar. “Es una bacteria que tiene una duración de dos meses y que actúa exclusivamente sobre la larva. No optamos por la fumigación porque acabaríamos con otros insectos perjudicando la cadena trófica presente en los humedales”, informó Rivera.

Un total de 1.300 hectáreas serán cubiertas con el producto abarcando los sectores de Santa Clara, San Marcos, Salinas, Jaime Repullo, Vegas de Perales y Brisa del Sol. Al respecto Silva indicó que “hemos querido como municipalidad mitigar los efectos negativos de la convivencia diaria con estos insectos. Por ello, hemos invertido 5 millones de pesos en la compra de 25 sacos de larvicida biológico, el cual es muy escaso, pero efectivo”.

“Debemos recordar que la ciudad contaba con 11 lagunas, las cuales en su mayoría fueron rellenadas para la construcción de proyectos inmobiliarios, lo que provocó la pérdida de matapiojos, sapos y ranas, incluso lagartijas que se alimentaban de los zancudos adultos y mantenían el equilibrio”, explicó el director de Medio Ambiente.

Prensa Alcaldía

comments