Con la presentación del tema “La Armada de Chile: 200 años con visión de futuro”, el Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, Contraalmirante Marcelo Gómez García, inauguró este jueves 4 de mayo, las actividades del Mes del Mar, en la Guarnición Naval Talcahuano, ante un auditorio presidido por el Intendente Suplente de la Región del Bío Bío, Enrique Inostroza, que contó con la participación de autoridades civiles y militares.

Foto: La ceremonia inaugural contó con la presencia de autoridades civiles, militares, orden y seguridad, invitados especiales y delegaciones navales.

El Contraalmirante Gómez en su exposición recordó los principales desafíos y triunfos que destacan en los 200 años de existencia de la institución. También, se refirió a los ámbitos de acción en los que se desenvuelve en la actualidad y analizó algunos puntos de vista de cómo se proyecta la Marina del siglo XXI “para estar a la altura de los escenarios que se presenten a corto y mediano plazo”, indicó.

Haciendo referencia al doctor en Biología Marina y Ciencias de la Universidad Católica de Valparaíso, Juan Carlos Castilla, premio nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas año 2010, y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, se refirió al concepto “Maritorio”, “que es un área de 3 millones de kilómetros cuadrados de extensión, que también pertenece a los chilenos”, extensión marítima que se suma al territorio terrestre de Chile, de 750 mil kilómetros cuadrados.

“La Armada en sus 200 años se ha caracterizado por su constante rol y contribución en la defensa y protección de nuestra soberanía, su aporte en la consolidación territorial y maritorial, su permanente responsabilidad, fiscalización y control para salvaguardar la vida humana en el mar y su participación en el desarrollo cultural, científico y tecnológico de la nación, aspectos que hoy nos presentan como un país moderno y pleno de desafíos”, señaló.

Alto standard

Durante la actividad académica, que tuvo lugar en el Auditórium Poeta Gonzalo Rojas, de la Universidad Andrés Bello, sede Talcahuano, el Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, también indicó que la Armada busca permanentemente ser una institución con alto standard de alistamiento, para cumplir los roles que la nación requiere.

“Somos una institución al servicio de todos los chilenos y del desarrollo socioeconómico del país. Por lo que creemos necesario continuar modernizando nuestro accionar y nuestra gestión, integrándonos de manera plena a un proceso de administración de nuestros recursos humanos, materiales y financieros basados en altos estándares de eficiencia, eficacia, transparencia y probidad, obligación que asumimos con total compromiso”.

En relación a la proyección institucional, el Contraalmirante Gómez manifestó que la Armada se proyecta con todo su personal y medios, como una Marina oceánica que debe operar donde se encuentren los intereses del país. “Hemos logrado contar con un poder naval balanceado y con las capacidades estratégicas polivalentes, que nos permiten efectuar las diversas tareas que se nos exige en el cumplimiento de nuestro deber”.

Polivalencia de los medios humanos y materiales La polivalencia de los medios y del personal la ejemplificó con la labor que cumple el buque LSDH “Sargento Aldea”, unidad adquirida el año 2011, que contribuye a cumplir las misiones propias para la Defensa Nacional, pero por las características que posee también puede asumir un rol fundamental en el apoyo a zonas aisladas o ante eventuales catástrofes, como fue en el terremoto de Iquique, en abril de 2014, o en los aluviones de Chañaral el 2015.

En relación al recurso humano manifestó que debido a la particular formación de las Fuerzas Armadas (jerarquía, disciplina, preparación y valores, sumado a la capacitación y entrenamiento), “se constituyen como fuerzas en condiciones de concurrir, de manera rápida y oportuna, en ayuda de la población ante situaciones de emergencia o catástrofe”. Ejemplos hay muchos, como la colaboración dada por el personal naval en los incendios del Valparaíso el año 2014, los aluviones de Chañaral, el 2015, y durante los incendios forestales que afectaron la zona central del país durante enero y febrero de este año. En el caso particular de la región del Bío Bío, la Armada desplegó cerca de mil efectivos, los que trabajaron junto a efectivos de las Fuerzas Armadas, y personal de los servicios públicos y organismos de emergencia.

El acto inaugural concluyó con la presentación artística del grupo de música Ensamble de Vientos del Bío Bío, quienes deleitaron a la audiencia con un variado repertorio de clásicos del cine.

comments